×
Envíos Gratis +59€ / Cambios Gratis

Un Tributo a la Vida: Reconociendo a los bebés fallecidos antes del nacimiento en España.

Publicado en4 Meses hace
Favorito

Declaración de nacidos sin vida tras los seis meses de gestación ...

La vida es un regalo precioso, y cada momento, cada latido, merece ser reconocido y honrado. En un emocionante giro de acontecimientos, España ha dado un paso significativo hacia el reconocimiento de los bebés que, aunque no tuvieron la oportunidad de ver la luz del mundo, dejaron una huella imborrable en los corazones de sus padres. 

Ahora, gracias a una nueva disposición legal, los bebés fallecidos en España antes de nacer con más de seis meses de gestación serán inscritos en el Registro Civil y podrán tener un nombre.

Esta medida, aunque no tiene efectos jurídicos, simboliza un profundo respeto por la vida y ofrece un tributo a aquellos que nunca llegaron a abrazar el mundo exterior.

La instrucción emitida el 31 de julio por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública marca un hito importante en la forma en que percibimos y recordamos a aquellos que partieron antes de nacer.

Esta disposición surge como resultado de la disposición adicional cuarta de la Ley 20/2011, del Registro Civil, y es un testimonio del compromiso de España hacia el respeto y la dignidad de cada ser humano, independientemente de cuánto tiempo hayan estado en el vientre materno.

El corazón de esta medida es la posibilidad de que los padres otorguen un nombre a sus bebés fallecidos antes del nacimiento.

Este pequeño gesto trasciende las formalidades legales y se convierte en un acto de amor y conmemoración. Es una manera de reconocer la existencia de estos pequeños seres, de darles una identidad y un lugar en la historia familiar. 

Antes de esta instrucción, muchos bebés que no llegaron a nacer eran registrados simplemente como "legajos de abortos", lo que no hacía justicia a la profundidad del amor y la esperanza que sus padres tenían por ellos.

La medida también establece que se pueda solicitar la inscripción de bebés fallecidos con anterioridad a la entrada en vigor de esta disposición. Esto significa que aquellos padres que no pudieron darles a sus hijos la despedida que merecían en su momento, ahora tienen la oportunidad de hacerlo en los próximos dos años. Es un acto de cierre, de honrar la memoria y de dar a los padres la oportunidad de sanar.

El proceso de inscripción es sencillo y se basa en la presentación del certificado médico de defunción posterior a los seis meses de gestación y antes del nacimiento. Una vez registrados, los padres pueden solicitar una certificación que incluya los datos del alumbramiento y, si así lo desean, el nombre de su hijo o hija no nacidos.

Esta medida no solo honra la memoria de los bebés fallecidos, sino que también muestra cómo la sociedad puede evolucionar y adaptarse para abrazar la compasión y el respeto por todas las formas de vida. Es un paso importante hacia la construcción de un mundo en el que cada vida, sin importar su duración, sea reconocida y valorada.

En resumen, la instrucción emitida por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública en España es un poderoso testimonio del amor y el respeto por la vida en todas sus formas. Al permitir que los bebés fallecidos antes del nacimiento sean inscritos en el Registro Civil y tengan un nombre, se les brinda un lugar de honor y se reconoce su existencia.

Esta medida no solo tiene implicaciones legales, sino que también es un símbolo de empatía, compasión y apoyo hacia los padres que han experimentado esta pérdida. A medida que avanzamos hacia un futuro más inclusivo y comprensivo, esta acción representa un paso significativo en el camino hacia una sociedad que valora y respeta la vida en todas sus etapas.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.
Cerca
Haga clic para más productos.
No products were found.

WhatsApp

Menu

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Inicia sesión primero.

Registrarse